Línea Estratégica: Participación e incidencia política para gobernabilidad


La gobernanza es un nuevo concepto que en su definición general analiza el funcionamiento del Estado pero también su interacción y relación con otros actores públicos y privados. Gobernabilidad significa orden, estado de derecho, control, que las cosas no se salgan de madre, que no alteren los acuerdos fundamentales.

 La gobernabilidad es la cualidad propia de una comunidad política según la cual sus instituciones de gobierno actúan eficazmente dentro de su espacio de un modo considerado legitimo por la ciudadanía, permitiendo así el libre ejercicio de la voluntad política del poder ejecutivo mediante la obediencia del pueblo. Si la democracia es definida como forma de gobierno, entonces la gobernabilidad es un indicador, una cualidad de esa forma de gobierno, es decir el grado de gobierno que se practica en una sociedad y se manifiesta por un equilibrio dinámico entre las demandas de la sociedad y las respuestas del aparato gubernamental.

El Buen Gobierno es una forma de ejercicio del poder en un país caracterizada por rasgos como la eficiencia, la transparencia, la rendición de cuentas, la participación de la sociedad civil y el estado de derecho, que revela la determinación del gobierno de utilizar los recursos disponibles a favor del desarrollo económico y social.

 

 

Meta A: Fortalecimiento de organizaciones y Redes que promuevan procesos de participación e incidencia política

 

1. Apoyo a procesos que fomenten la capacidad de autogestión y coordinación en la elaboración de estrategias para la transformación de políticas públicas

 

Meta B: Promoción e implicación directa en procesos de Participación e Incidencia Política

 

1. Campañas

2. Colaboración con otras organizaciones

3. Formación y Sensibilización

4. Participación y fortalecimiento en redes