¡Todas y todos contra la homofobia!

El pasado día 8 de mayo, el Instituto Ipagro de Aguilar de la Frontera (Córdoba) acogió la presentación del vídeo realizado por alumnas y alumnos del centro. En él quisieron mostrar su apoyo a la comunidad LGTBI con un mensaje claro: Todas contra la homofobia.
El acto de difusión del vídeo fue un momento de encuentro y de compartir entre el alumnado, la Delegada de Igualdad y Cooperación de la Diputación de Córdoba, Ana Guijarro Carmona, la Alcaldesa del municipio, María José Ayuso, el equipo directivo del centro, la periodista de La Poderío Antonia Ceballos y parte del equipo del área de Educación para el Desarrollo de CIC Batá.
El vídeo surgió como resultado de los talleres “Contamos en esta historia”, en los que han trabajado diversos temas y en concreto el derecho a la comunicación.  “Cuando hablamos de comunicación e información se nos olvida que es un derecho de la ciudadanía”, comentó Antonia Ceballos. Lo recoge el artículo 20 de la Constitución española que expone el derecho a comunicar y recibir libremente información veraz por cualquier medio de difusión. “Solemos reivindicar derechos más tangibles, pero se nos olvida el derecho a la información que es de gran importancia para poder reivindicar el resto de los derechos”, concluyó Ceballos.
La periodista reflexionó también sobre la precarización en el mundo periodístico. “Es una profesión muy castigada, e íntimamente ligada al papel que juegan los medios a la hora de formar a ciudadanos”. El oficio periodístico es difícil de ejercer cuando te sobrecargan de trabajo, “no da tiempo a pararte a hablar con los vecinos, a reflexionar y a verificar bien la información”. Además de esta precarización, hay que sumar que es una profesión femenina. Según apuntó Antonia, “los trabajos que realizan las mujeres normalmente tienen peores condiciones laborales, el 60% de las personas que estudian periodismo son mujeres, solo el 10% de los cargos directivos de medios tradicionales son ocupados por mujeres y el 3% en medios digitales”.  Otro dato alarmante: “de las fuentes informativas solo el 9% son mujeres”, los expertos consultados suelen ser hombres ya que tienen más tiempo. Si un periodista necesita una fuente rápida, va a ser más fácil contactar con un hombre que tiene menos carga de trabajo.  Es por esto por lo que, como comenta Antonia, “nos faltan referentes femeninos”. Las mujeres suelen hacer el trabajo que no se ve, el trabajo de “hormiguita” como lo denomina la periodista, en cambio, todo lo que implique dar opinión suele tener la mirada masculina.

“Las niñas dejan de soñar con grandes cosas”, es decir, si no tienes referentes femeninos, subjetivamente piensas que las mujeres no podemos llegar a tener esos puestos ni las mismas oportunidades profesionales. Antonia Ceballos trajo a su hijo al acto de difusión. “Mi activismo es venir con mi hijo”. Quiere hacer ver a las y los jóvenes que las madres pueden dar charlas, las madres tienen cosas de las que hablar en primera persona. “Es un triunfo político y comunicativo”.
El medio en el que escribe (La Poderío) tiene mucho que ver con esto: “El no contarnos implica que somos invisibles”, podemos pensar que lo que nos pasa a nosotras solo nos pasa a nosotras porque las mujeres han estado silenciadas durante años. “Lo personal es político”, quieren rescatar todas estas historias de nuestras abuelas, que tengan voz para contar lo que les preocupa, lo que sienten... para tener otros puntos de vista y “cambiar un poquito la sociedad”. 
La monitora del taller, María Saborido, ha acompañado al alumnado en el proceso, ellas y ellos eligieron el tema y trabajaron en equipo. “Nos hemos sentido afortunados defendiendo el movimiento LGTBI sin miedo a que nos juzguen, queremos que nuestro vídeo sirva para concienciar de que no hay que discriminar por su orientación sexual a nadie”, cuenta una de las participantes del taller.
La Delegada de Cooperación e Igualdad reflexionó con el alumnado sobre los referentes e influencers a los que siguen. Preguntó sobre youtubers que difundieran valores positivos como la Psicowoman, una sexóloga que hace vídeos sobre temas de interés y sobre lo que no suele encontrarse información muy clara en redes sociales, rompiendo con los tabúes que hay creados sobre el sexo. “Nos falta mucha educación para combatir estos estereotipos”, reflexionó Ana Guijarro. Bajo su punto de vista, ahora la juventud tiene muchos más inputs, redes sociales... “lo más importante es mantener y generar conciencia crítica para que los y las niñas aprendan a filtrar la información que les llega”. Invitó al alumnado a “no callarse ante situaciones de injusticia”. Ya que el callar puede ser más dañino que la propia situación. “No sois el futuro, sois el presente”, sentenció la delegada de Igualdad y Cooperación de la Diputación.

 

Proyecto asociado: 
Imágenes: